Bodegas Los Astrales


  • D.O.: D.O. Ribera del Duero
  • Hectáreas: 29 ha.
  • Producción: 50.000
  • Uvas: Tinto fino
  • Experto: Familia Romera de la Cruz / Eduardo García


Los Astrales, fundada en el año 2000, es una bodega que, a pesar de su juventud, cuenta con un saber hacer el cual debe a la familia Romera de la Cruz, dedicada al cultivo de la vid durante tres generaciones, y a Eduardo García, hijo de Mariano García, importante figura de la enología en nuestro país (Bodegas Mauro, Aalto Bodegas y Viñedos).

Con una inequívoca filosofía de calidad, deciden pasar de ser proveedores de uva de otros elaboradores a ser productores de vino.

La bodega se sitúa en el municipio de Anguix, en la provincia de Burgos, en la comunidad autónoma de Castilla y León, en la D.O. Ribera del Duero.
Anguix es también una pequeña localidad de 160 habitantes dedicados en su mayoría al cultivo del cereal, la remolacha y principalmente a la vid.

Los Astrales cuenta con 29 hectáreas de viñedo propio de Tinto Fino en Anguix, repartidos en pequeñas fincas.

De estas 29 hectáreas, las 15 hectáreas iniciales con las que contaba y cuenta la familia, son las que conforman la espina dorsal de sus vinos. Son viñas con una edad de entre 25 y 80 años, de Tinto Fino en vaso, injertadas con clones propios de la bodega mediante selección masal. Éstas, con una orientación norte-sur se trabajan en densidad baja de 2.200 cepas por hectárea.

Más tarde, 14 nuevas hectáreas se incorporaron a las 15 iniciales.
Con una densidad más alta, en estas viñas, de Tinto Fino principalmente, se incluye también un pequeño porcentaje de otras variedades que dotan a sus vinos de mayor riqueza aromática sin que éstos pierdan su identidad.

Los viñedos, situados a una altitud de entre 780 y 850 m, se encuentran bajo el influjo del clima mediterráneo con una marcada continentalidad.
Los inviernos, en los que las temperaturas pueden descender hasta los 10°C bajo cero, son rigurosos, largos y con frecuentes heladas.
Con una insolación media anual alta, de 2.300 horas, y una pluviometría media baja, de 300 a 550 l/m² al año, los veranos son calurosos y secos.
Sin embargo, debido a la altitud, las temperaturas caen bastante durante la noche permitiendo a las vides refrescarse y descansar, algo muy beneficioso para ellas.


En el año 2000 se ponen en marcha Bodegas Los Astrales por iniciativa de la familia Romera de la Cruz.

Es en el año 2001 cuando, debido a la incorporación de Eduardo García, Los Astrales da el impulso necesario para que este proyecto se materialice con la vendimia del 2001.

Entre los años 2003 y 2004 incorporan 14 hectáreas a las 15 ya en propiedad.

Gracias a las obras de construcción de la nueva bodega que se están llevando a cabo, se prevé que la producción actual de 50.000 botellas, aumente hasta las 100.000 botellas anuales.