Bodegas Amaren


  • D.O.: D.O.C.A. Rioja
  • Hectáreas: 53 ha.
  • Producción: 113.000
  • Uvas: Tempranillo | Graciano | Viura | Malvasia
  • Experto: Director técnico José Miguel Zubia


Amaren es el tributo a una madre que dedicó su vida a las labores del campo y de la bodega, una mujer que trabajó incansablemente hasta el momento de su muerte.

Luis Cañas (Bodegas Luis Cañas) decidió entonces que el mejor vino elaborado por Amaren sería ‘El vino de la Madre’, el vino dedicado a su madre Ángeles.

Amaren es la búsqueda de la perfección en todos los campos: el viñedo, su selección, su elaboración y su crianza para conseguir vinos que emocionen y hagan disfrutar.

Situados en un entorno único, en Villabuena de Álava, sus viñedos, sobre laderas y terrazas, inscritos en la D.O.Ca. Rioja, se benefician de las condiciones más favorables, propias de la Rioja Alavesa, para la obtención de un fruto de calidad superior.

Amaren cuenta con casi 53 hectáreas de Tempranillo, Graciano, Viura y Malvasía de las cuales 22 son viñas de más de 60 años, 30 hectáreas de entre 30 y 60 años, y pequeñas parcelas que difícilmente llegan a contar con una superficie de una hectárea en las que algunas cepas alcanzan edades que rebasan con holgura los 100 años y cuyos rendimientos son, en muchos casos, mínimos.

Los viñedos viejos consiguen un equilibrio perfecto dada su baja producción disponen de unas raíces muy profundas que aportan a los vinos complejidad, mineralidad, personalidad así como hacerlas más resistentes a las sequías.

Para Amaren el respeto absoluto por la tierra es el pilar sobre el que se sustentan sus elaboraciones y por el cual se guían para el cuidado de sus viñas empleando métodos mínimamente agresivos como son, entre otros, la prohibición en el uso de herbicidas y la utilización de abonos siempre orgánicos, consiguiendo así viñedos con un potente sistema defensivo capaz de defenderse de las amenazas externas sin necesidad de ayudas artificiales.

Éstos se sitúan a una altitud de entre 450 y 600 metros sobre el nivel del mar sobre suelos pobres franco-arcillosos y arcillo-calcáreos.
Protegidos por la Sierra de Cantabria de los vientos más fríos del Norte se sitúan bajo el influjo de un clima atlántico con influencia mediterránea y atlántica, proporcionando temperaturas suaves y precipitaciones anuales de entre 400 y 600 l/m², condiciones muy idóneas para el desarrollo de la vid.
Además, las diferencias de temperatura entre el día y la noche en la época de la vendimia, favorecen la calidad de la uva.

Las instalaciones de Amaren cuentan con modernos sistemas para la elaboración.

Además siguen un riguroso control de calidad de forma que cada año se elijen las parcelas adecuadas para ser Amaren. Ello se traduce en que no todos los años se elabora Amaren, elaborándose solo aquellos años en que la calidad de viñedo lo permite.

Sus vinos, con gran potencial de envejecimiento, son criados únicamente en barricas nuevas de las mejores tonelerías de roble francés y americano.

Trabajando con viñedos de bajo rendimiento, en algún caso mínimo, su producción anual alcanza las 113.000 botellas anuales.


Amaren nació con la cosecha de 1.995 como homenaje a Ángeles, madre de Luís Cañas
, propietario y gerente de Bodegas Luis Cañas.

Sin embargo, fue en el año 2.009 cuando su sueño se materializó con la inauguración de Bodegas Amaren dedicadas a su madre.