Bodegas Javier San Pedro Ortega


  • D.O.: D.O.C.A. Rioja
  • Hectáreas: 100 ha.
  • Producción: 0
  • Uvas: Tempranillo | Sauvignon Blanc | Malvasia |
  • Experto: Javier San Pedro Ortega


La bodega es un proyecto personal joven y fresco que nace de la mano de Javier San Pedro Ortega, que con tan solo 26 años ha entrado con fuerza en el panorama de la enología moderna.

Desde el corazón de Laguardia, villa medieval de gran valor histórico en viticultura y lugar privilegiado para el cultivo de la vid, en plena Rioja Alavesa, Javier San Pedro nos presenta sus vinos.

La clave de la calidad de sus caldos, con D.O. Ca. Rioja, está en los suelos arcillo-calcáreos en los que se emplazan las más de 100 hectáreas de viñedo de la familia San Pedro, ideales para que las cepas regulen su demanda de humedad, en la protección que la Sierra de Cantabria les proporciona frente a los fríos vientos del Norte, propiciando así que la cepa aproveche el calor que necesita para la maduración del fruto, y en la tradición y vocación de Javier San Pedro Ortega que pertenece a una familia dedicada a la viticultura y que elabora sus vinos con uvas procedentes de viñedos propios.

Sus caldos se presentan en dos gamas bien diferenciadas: por un lado, los potentes y atrevidos, provenientes de viñedos de más de 30 años, de la gama Viuda Negra, que se presenta como la apuesta más fuerte de su andadura en solitario, con la que pretende recuperar viejos viñedos de la zona obteniendo la máxima calidad de cada parcela aportando un aire fresco a los tradicionales vinos de Rioja, y por otro, la gama Cueva de Lobos, desenfadada, de corte moderno y atrevido, con vinos divertidos y aromáticos, que no dejan indiferente a nadie.


Javier San Pedro Ortega, enólogo, pertenece a la quinta generación de una familia de viticultores. Lleva la viticultura en su ADN.

Aquel crío que con 5 años comenzó su andadura limpiando la bodega de su abuelo, en 2005, a la edad de 17 años, elaboró su primer vino en la bodega de su padre.

Es en el año 2013, con 25 años, cuando, tras ocho años aportando su toque personal a los vinos de la bodega familiar, decide emprender su proyecto personal basado en las dos gamas de vinos bien diferenciadas: Viuda Negra y Cueva de Lobos.