Bodegas Mauro


  • D.O.: D.O. Vino de la Tierra de Castilla y León
  • Hectáreas: 55 ha.
  • Producción: 270.000
  • Uvas: Tinto fino | Syrah
  • Experto: Mariano García


Dentro del panorama de los vinos españoles, Mauro elabora vinos de corte moderno pero con raíces, apegados a la tradición y con señas de identidad propias que los hacen reconocibles.

Sus vinos equilibrados, opulentos y sensuales, reivindican la identidad del terruño, las características de las variedades y la idiosincrasia del elaborador.

Mauro ha mantenido siempre unas estrictas pautas de calidad y, liberada de la rigidez de la D.O. Ribera del Duero, de la que quedó excluido por razones puramente geográficas, ha sabido sacar provecho elaborando vinos con gran potencial.

Una casona del siglo XVII restaurada, magnífico exponente de arquitectura popular con bodega subterránea, acoge las naves de crianza y embotellado de Mauro.
Como contrapunto, la elaboración se desarrolla en una moderna y funcional edificación.

Bodegas Mauro se emplaza en el histórico municipio vallisoletano de Tudela de Duero, a 19 Km de la capital, en el corazón del Valle del Duero, en el curso medio del margen derecho de este gran río.

Sus viñedos, en Tudela y Santibáñez de Valcorba, cuentan con 55 hectáreas de Tinto Fino y Syrah, y una media de edad de entre 20 y 25 años.

Dependiendo de la parcela, éstos se asientan sobre suelos ligeros, filtrantes, fáciles de trabajar y de textura equilibrada, calizos o arcillosos-calcáreos.

En el viñedo, no se emplean herbicidas. Además se respeta al máximo la fauna auxiliar y las reservas naturales de la viña.

Situados a 760 metros de altitud sobre el nivel del mar, bajo el influjo del clima continental con influencia atlántica, los inviernos son rigurosos y de frecuentes heladas, con temperaturas que pueden alcanzar los - 10 ºC, y los veranos cortos y calurosos.
La pluviometría anual es baja, de 300 a 550 l/m² al año.
La insolación de 2.800 horas anuales, sumada a la gran amplitud térmica con bruscos cambios día-noche, favorece la excelente calidad final del fruto.

La Bodega produce unas 270.000 botellas anuales, destinando la mayor parte de la producción, el 70%, al mercado nacional y el resto, el 30%, a la exportación a 55 países.


Bodegas Mauro, fundada en 1980 por Mariano García
, es la bodega familiar y recibe el nombre en homenaje a su padre, Mauro García.

Mariano Gracía fue durante 30 años enólogo de Vega Sicilia. Nació en la misma bodega cuando su padre, Mauro García, era encargado de la finca. Y en ella se crió.

Desde 1978, elabora, en producciones limitadas, tintos de calidad con vocación de envejecimiento.

Fundada en 1980, dos años antes de la constitución de la D.O. Ribera del Duero en 1982, quedó excluida de la denominación por razones estrictamente de acotamiento geográfico en el momento de su creación, quedando de esta manera dentro de la D.O. Vino de la Tierra de Castilla y León.

En el 2004 se construyó la moderna y funcional edificación en la que en la actualidad se lleva a cabo la elaboración.

Sus viñedos, en la villa ribereña de Tudela, con una larga tradición vitivinícola, se remontan a la época de los Austria, cuando en 1562 Felipe II los eximió de pagar tributos por su calidad.


Mariano García posee además las bodegas Maurodos en la D.O. Toro
.
Maurodos mantiene la misma individualidad que Bodegas Mauro. Inició este proyecto en 1995, con viñedos, de Tinta de Toro (90%) y Garnacha situados en Pedrosa del Rey, Villaester y San Román de Hornija.

El edificio de Bodegas Mauro, ideado por Jesús Manzanares, es el perfecto paradigma de la evolución que el sector vinícola está experimentando en nuestro país.

Jesús Manzanares es el alma mater y director de un estudio de arquitectura con oficinas en Madrid y Jávea.
Licenciado en 1986 por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid, ha desarrollado y desarrolla en la actualidad multitud de proyectos de viviendas y edificación.

Sin embargo son los proyectos de más envergadura los que le han hecho más conocido.
Proyectos como la rehabilitación integral del Balneario de Panticosa en colaboración con el portugués Álvaro Siza y el navarro Rafael Moneo, diversos hoteles y, en especial, algunas de las bodegas más importantes tanto en España como en el extranjero.

Algunas de estas bodegas como Enate, Álvaro Palacios, Pago de los Capellanes, Aalto, y Losada Vinos de Finca, han confiado en Jesús Manzanares para la construcción de sus bodegas, comprendiendo que la modernización del sector y un nuevo concepto de viticultura y enología, pasan también por la renovación arquitectónica, convirtiéndose así estas bodegas en auténticas ‘catedrales del vino’.

El secreto de sus proyectos, siempre basados en la funcionalidad, está en el uso de los materiales que evocan la tierra, el aire y la luz para conseguir una verdadera inmersión en la naturaleza a la vez que optimiza el uso de los recursos naturales.

PRODUCTOS DE LA BODEGA