Bodegas Montebaco


  • D.O.: D.O. Ribera del Duero
  • Hectáreas: 45 ha.
  • Producción: 120.000
  • Uvas: Cabernet Sauvignon | Merlot | Tinto fino | Verdejo
  • Experto: César Muñoz / Javier Esteban


Bodegas Montebaco busca la excelencia desde el respeto extremo al medio vinícola a través de una enología sencilla y natural
.
Su vocación ha sido desde los inicios elaborar vinos de alta calidad en los que su crianza en barrica de roble es esencial, logrando un admirable ensamblaje entre fruta y madera.
Así la filosofía de la bodega se inspira en el respeto por el medio y el lugar en que se emplaza, dando importancia al terruño para dejar que los vinos expresen de dónde vienen, con la creencia de que una cepa solo puede ser vendimiada en un lugar determinado en un tiempo determinado.

Emplazamiento
Bodegas Montebaco y sus viñedos se emplazan en la histórica finca de Monte Alto, situada a caballo entre Valbuena de Duero y Pesquera de Duero,  los dos municipios de más renombre de la D.O. Ribera del Duero y de gran tradición vitivinícola, en pleno corazón de la Ribera, en la provincia de Valladolid, en la Comunidad de Castilla y León.

Viñedos
Rodeando la bodega, un edificio rehabilitado de una sola planta que en otros tiempos albergó la vaquería y varias de las dependencias agrícolas de la finca, Montebaco cuenta con un total de 50 hectáreas de viñedo viejo y de gran calidad.
De estas 50 hectáreas, 45 son de Tinto Fino, base de su viticultura, que, Atendiendo a las características productivas y de calidad, diferencian al Tinto Fino de la zona de otros clones de Tempranillo cultivado en otras zonas de España.  Cabernet Sauvignon y Merlot  ocupan las 5 hectáreas restantes.

Clima
Situados a 900 metros de altitud sobre el nivel del mar, los viñedos de Montebaco se encuentran bajo el influjo del clima continental, con largos inviernos de rigurosas temperaturas y heladas y veranos secos moderadamente cálidos. La acusada oscilación térmica en época de maduración del fruto y la alta insolación propician una correcta maduración y buena calidad de la uva, responsable tanto del aroma de los vinos como de su color y sabor.
A 4 km del río, en el valle del arroyo Jaramiel, Montebaco se beneficia de unas características geoclimáticas muy particulares que le convierten en una isla dentro de la denominación.

Suelos
En laderas, con una orientación este-oeste, y en líneas dirigidas norte-sur, los viñedos de Montebaco crecen sobre suelos arcillo-calcáreos pobres en materia orgánica con abundante material grueso en superficie,  formados en el Neogeno, en la Era Terciaria, que limitan la producción y refuerzan el carácter del vino.
Su porosidad permite una fácil penetración del calor, alcanzando así temperaturas siempre superiores a las ambientales, siendo una corrección positiva para el desarrollo vegetativo.

Procesos
En Montebaco trabajan con la máxima de limitar el uso de herbicidas y tratamientos fitosanitarios y de reducir todo cuanto sea posible la manipulación de los vinos durante todo el proceso que va de la vendimia al embotellado.
Así, en el viñedo, trabajando en bajos rendimientos en pos de la calidad, el uso de herbicidas y tratamientos fitosanitarios se reduce a lo estrictamente necesario llevándose siempre a cabo con productos ecológigos y de origen natural. De esta forma, el abonado del viñedo se realiza con turba de forma bianual, limitándolo a lo imprescindible.
La poda se realiza en dos fases: la poda  de invierno, corta, y la poda en verde, realizada durante los meses de mayo y junio para un control eficaz de la producción.
Una vez fijada la fecha de maduración, se realiza la vendimia de forma manual. Mediante estrictos controles se procede a la misma seleccionando a pie de viña solo aquellos racimos bien maduros y sanos.
La uva se transporta a la bodega en cajas de 20kg.
La crianza, llevada a cabo con maestría logrando una perfecta comunión entre fruta y madera, se realiza en barricas de roble francés.
Fieles a su compromiso con el cuidado del medio, el embotellado, el etiquetado y el packaging de sus vinos se hace con materiales reciclados y de proximidad.

Producción
Trabajando en bajos rendimientos, la producción anual de Bodegas Montebaco se sitúa en torno a las 200.000 botellas anuales, de la cuales exportan un 25%.


Montebaco es la historia del proyecto que la familia Esteban Martín inició a finales de los ochenta con la plantación de un viñedo en la finca Monte Alto que, hasta entonces, estaba destinada a la agricultura extensiva y a una importante ganadería, poseedora de hierro propio.
Entonces, el industrial vallisoletano Manuel Esteban y su familia marcaron el futuro de la finca abriendo una vía a la viticultura que, tras algunas experiencias, se materializó con la plantación en 1987 de veinte hectáreas de Tinto Fino.
En 1994 se elaboró en la bodega el primer vino procedente de la finca.
Desde entonces, Montebaco se ha convertido en uno de los proyectos más interesantes, seguros y coherentes de la zona, especialmente destacable por la gran relación calidad-precio.
En 2005 el proyecto Montebaco amplió sus horizontes con la Denominación de Origen Rueda adquiriendo una pequeña plantación de viñedo de Verdejo dando lugar a la elaboración del primer Montebaco 100% Verdejo en 2006.
Desde 1997 el enólogo César Muñoz dirige las elaboraciones. Gran conocedor de los viñedos de Castilla y León y maestro consagrado en el tratamiento de la madera, aporta su estilo propio a los vinos de la bodega.