Señorío de San Vicente


  • D.O.: D.O.C.A. Rioja
  • Hectáreas: 18 ha.
  • Producción: 50.000
  • Uvas: Tempranillo peludo
  • Experto: Guillermo Eguren

Un viñedo, una variedad, una bodega, un vino. Señorío de San Vicente es un vino único nacido de un viñedo único.
En 1991 la familia Eguren fundó las bodegas Señorío de San Vicente con la voluntad de elaborar un vino que atesorase todo el carácter y la identidad del Tempranillo peludo en la Sonsierra riojana.
Así, y aún siendo una variedad de escasa productividad, apostaron por elaborar un monovarietal dando prioridad a la calidad frente a la rentabilidad con el fin de lograr un vino expresara las virtudes de una variedad autóctona casi extinguida debido a su baja productividad, el Tempranillo peludo.
La historia comienza en los años 80, cuando Guillermo Eguren comenzó a realizar una selección masal de cepas de la variedad tempranillo entre los viñedos más equilibrados y longevos de la explotación familiar. Escogió cepas con escaso vigor, baja producción y pequeño tamaño de los racimos.
En 1985, en uno de los parajes de mayor altitud de la localidad de San Vicente de la Sonsierra, cercano al límite del cultivo de la vid, se realizó la plantación de una parcela de unas 18 hectáreas llamada La Canoca de una única variedad casi inexistente hasta su recuperación: el Tempranilllo peludo.
De esa selección nació lo que actualmente es un nuevo clásico en que se alían intensidad frutal, complejidad y longevidad, para ser la más pura expresión del terruño, el clima y una variedad exclusiva.
Señorío de San Vicente es una de las bodegas que forman el conglomerado Viñedos y Bodegas Sierra Cantabria de la familia Eguren, que tiene su origen en la bodega Sierra Cantabria.

Emplazamiento
En la pequeña población de San Vicente de la Sonsierra, en el riojano municipio de igual nombre, cuna de grandes vinos, en la D.O.Ca.Rioja, se emplazan las bodegas de Señorío de San Vicente.
Asimismo, cerca de San Vicente de la Sonsierra, en una privilegiada zona de escarpada topografía de abundantes laderas, orientadas al sur, asentadas en las faldas de la Sierra de Cantabria, se sitúa el viñedo La Canoca.

Viñedos
A una altitud de 530 metros sobre el nivel del mar, en uno de los parajes de mayor altitud de San Vicente de la Sonsierra y casi al límite en que la vid puede crecer, Señorío de San Vicente cuenta con 18 hectáreas de Tempranillo peludo plantadas en 1985.
En las faldas de la Sierra de Cantabria, al abrigo de los fríos vientos del norte que ésta proporciona, el viñedo se encuentra bajo el influjo del clima atlántico continentalizado que proporciona temperaturas suaves y marcadas diferencias térmicas entre el día y la noche en época de maduración del fruto
Sobre un suelo arcillo-calcáreo, alcalino y de equilibrada proporción en materia orgánica, el viñedo está plantado en espaldera, con una alta densidad de plantación y una equilibrada producción cercana al kilogramo por cepa, obtenida mediante racimos y bayas de pequeño tamaño.
Todas estas condiciones hacen del viñedo La Canoca un lugar idóneo para el cultivo de un viñedo de gran calidad dando así a luz a un vino complejo, de larga vida y exclusivo por su variedad.