Ferratus A0 2012 Caja de seis botellas Zoom Ferratus A0 2012 Caja de seis botellas Wrapper
90 Peñin
  • Bodega: Ferratus - Bodegas Cuevas Jiménez
  • D.O.: D.O. Ribera del Duero
  • Uva: 100% Tempranillo

El Ferratus A0 es un vino que continua la línea de modernidad de sus predecesores, con aires juveniles en su diseño y concepción, presentando un precioso color en tono rojo picota y vivacidad de sus violáceos, de caja excelente y ajustada a su estilo y destino.


Color rojo picota y vivacidad de los violáceos.
Aromas de fruta roja y negra con recuerdos florales (violetas) junto a sutiles toques de tabaco y vainilla aportada por la crianza en una singular selección de róbles.
En boca es un vino untuoso, suave, goloso, muy apetecible con taninos muy pulidos bien integrados. Vino con garra, volumen, buen paso por boca y ajustada estructura.
  • Bodega:
    Ferratus - Bodegas Cuevas Jiménez
  • Año:
    2012
  • Graduación:
    14.0
  • Producción:
    42.500 botellas
  • Vendimia:
    Vendimia realizada a mano.
  • Vinificación:
    Uva recogida a mano en cajas de 15 kg y seleccionada en mesa en la propia bodega.
  • Crianza:
    14.0
  • Suelos:
    Viñedos procedentes de los municipios de Quintana del Pidio y Villanueva de Gumiel.

Ferratus - Bodegas Cuevas Jiménez



‘El arte consiste en hacer un tinto con alma de blanco’. Mª Luisa Cuevas.
Para Ferratus-Bodegas Cuevas Jiménez el vino es pura expresión artística. Así, buscando el arte y poniendo el alma en ello, nace Ferratus.

La gran F de acero corten que preside la fachada del edificio Ferratus se ha convertido en emblema y mantra que sintetiza la filosofía de la bodega, cargada de sensibilidad: futuro, feminidad, finura.
Un mensaje profundo que expresa el deseo de un relevo generacional y de género en la Ribera, que cristaliza en Mª Luisa Cuevas.
Todo ello para lograr los vinos más elegantes de la Ribera del Duero y a la vez, transgresores y actuales pero ajenos a las modas. Vinos que provocan y transmiten sensaciones distintas según el momento y la compañía, cargados de aromas y sabores, capaces de inducir a la meditación. Vinos de excelente potencia, frescura y elegancia, de un perfil más sensible y distinguido pero asequibles para el bolsillo. Vinos naturales, fruto de las circunstancias del suelo, del clima, del viñedo, del cuidado, del fruto y de la elaboración y crianza.
En definitiva, un nuevo paradigma fuera de los vinos más clásicos de la Ribera.

Emplazamiento:
En pleno corazón de la D.O. Ribera del Duero, en una región cargada de la tradición y del misticismo que los monjes recuperaron plantando sus vides durante la repoblación medieval de la Ribera, en la comunidad autónoma de Castilla y León, bodegas Ferratus se emplaza entre los municipios de Aranda de Duero y Gumiel de Izán, en la franja en la que crece la mejor Tinta del país.

En la denominación el Río Duero cruza de este a oeste Valladolid y Burgos otorgando su ribereña esencia a los vinos que a su paso nacen. Vinos de color intenso y de aromas llamativos de fruta fresca que en boca se saborean carnosos y muy largos.

Viñedos:
El secreto de los vinos Ferratus reside en la magia, el misterio y la profundidad que solo el fruto nacido de algunas de las cepas más viejas de Tinta del país puede ofrecer.
Sus viñedos están plantados con uno de los clones originales procedente de las cepas de Tempranillo que los primeros monjes esparcieron por el Duero.

Así, Ferratus cuenta, entre propias y controladas, con 15 hectáreas de microparcelas de la mejor Tinta del país de algunos de los viñedos más longevos de Burgos, situadas en los municipios de La Horra, Olmedillo de Roa, Sotillo de la Ribera, Quintana del Pidio y Gumiel de Izán.
Viñas viejas de más de 40 y 50 años, plantadas con clones autóctonos de Tinta del país de la Ribera del Duero. Clones mejor adaptados a la climatología extrema que, a cambio de un trabajo cuidadoso, sostenible y respetuoso con el medioambiente, dan lo mejor de sí ofreciendo el mejor fruto, proviniendo incluso algunas de sus partidas de uva de viticultores que practican la agricultura biodinámica.

El viñedo de Santa Cruz en La Horra, a partir del cual se elabora Ferratus Sensaciones, es inspiración y modelo de Ferratus. Por su edad idónea, su buena orientación al mediodía y su disposición en ladera, por sus suelos arcillosos con un ligero toque calcáreo, perfectamente drenados y por el Tinto fino de la parcela, de racimo suelto, buena formación y fruto de tamaño justo.

Clima:
Protegidos de las heladas tardías por los pinares naturales que rodean los viñedos, éstos, situados a una altitud media de 850 metros sobre el nivel del mar se encuentran bajo el influjo bajo el influjo del clima continental con influencia atlántica con bajas precipitaciones, entre 300 y 400 mm al año, inviernos largos, fríos y húmedos con temperaturas de hasta -10 ºC, y veranos cortos, secos y muy calurosos, con máximas por encima de los 40 ºC,
Las condiciones extremas del clima en la Ribera con sus variaciones térmicas otorgan a los vinos gran complejidad.

Procesos:
El respeto del ciclo natural la planta, el constante cuidado mediante periódicos muestreos y análisis en los viñedos, el trato individualizado de cada parcela y los rendimientos limitados a 2,5 kilos por cepa son el manual de trabajo en las viñas de Ferratus.
De esta forma, solo cuando los granos del racimo han llegado a su grado de maduración óptima, de equilibrio entre los azúcares y la acidez, se inicia la vendimia, que se realiza a mano y en pequeñas cajas de 15 kilos.

Con unas instalaciones dotadas de la maquinaria más moderna y adecuada para elaborar los mejores vinos de la Ribera, Ferratus cuenta con una nave a dos metros bajo tierra que permite prescindir de los equipos de refrigeración artificial.

La maceración pre-fermentativa con un continuo seguimiento, el estricto control de las temperaturas durante la fermentación, la buena y natural gestión del oxigeno, las barricas, de roble francés en un 97%, procedentes de las mejores tonelerías, la combinación de maderas, tostados y tiempos de crianza adaptadas a cada caso y flexibles según las necesidades, son el secreto de Benigno Garrido, enólogo de Ferratus, que ha conseguido sacar de las fincas de la bodega lo mejor de la Tinta del país.

Producción:
Es por todo ello que no todos los años embotellan la misma cantidad de vino siendo una media de producción las 42.000 botellas actuales.