A Mi Manera 2014 - Bodega Contador Zoom A Mi Manera 2014 - Bodega Contador Wrapper
  • Bodega: Bodega Contador
  • D.O.: D.O.C.A. Rioja
  • Uva: 100% Tempranillo



Color: rojo violáceo, con capa media y brillante.

Nariz: resulta fresco y frutal, destacan las notas de frutas rojas limpias que nos recuerdan a la variedad Tempranillo. También se aprecian aromas a regaliz, finas hierbas, etc. mezclado con toques de roble muy fino, debido a su corta estancia en barrica.

Boca: fino y muy fresco, sabroso pero a la vez amable.

Armonias:

Muy recomendable para acompañar con aperitivo, pasta con salsa de carne, embutidos, carnes rojas con salsa y quesos de cabra.

La temperatura de servicio recomendada es de entre 12ºC. y 14ºC.

  • Bodega:
    Bodega Contador
  • Año:
    2014
  • Graduación:
    13.7
  • Producción:
    15000 botellas.
  • Vendimia:
    Vendimia realizada a mano.
  • Vinificación:

    Despalillado sin estrujado. Maceración en frío durante 2 días. La fermentación tiene lugar en tina de madera de roble durante 7 días con temperaturas controladas entre 22ºC. y 23ºC.


  • Crianza:
    13.7
  • Suelos:

    Pobres, de composición aluvial y arcillo-calcáreo.

Bodega Contador



Bodegas Contador es la historia de un proyecto personal trabajado desde la más absoluta dedicación y fe en dicho proyecto, la exigencia, el esfuerzo y la experiencia de un experto: Benjamín Romeo
.
Hablar de Bodega Contador es hablar de amor al detalle, piedra angular sobre la que se sustenta el trabajo de la bodega.
Es Benjamín Romeo, paradigma de este amor al detalle,  fundador de la bodega en 1996, quien cuida  y pone toda su atención en cada momento y aspecto del proceso.
Y así es como este amor al detalle le lleva a Francia para seleccionar las mejores barricas o a las sierras de Castellón, Toledo, Gerona…  a escoger los mejores alcornoques para sus corchos.
-
Fundada en el año 1996, la bodega tiene su origen un año antes cuando el enólogo y viticultor Benjamín Romeo adquirió una cueva centenaria bajo el castillo de San Vicente de la Sonsierra, en La Rioja.
Allí elaboró en el año 96 la primera cosecha de su vinoLa Cueva del Contador” y comenzó a comprar viñas para su proyecto bodeguero. Hasta el año 2000, en que decidió dedicarse exclusivamente a su proyecto personal tras comprobar la buena acogida del mercado y de los medios especializados a sus primeros vinos, Benjamín elaboraba sus vinos de forma artesanal y a pequeña escala en la cueva, mientras seguía adquiriendo viñas.
El éxito de sus elaboraciones le animó a acondicionar el garaje de la casa de sus padres en San Vicente, aumentando así la capacidad de vinificación que le ofrecía la cueva.
Entonces, las cosechas 2004 y 2005 de su vino Contador, elaboradas en el garaje, marcaron un punto de inflexión en el desarrollo de su proyecto cuando la revista del crítico estadounidense Robert Parker les concedió la máxima puntuación: los tan anisadamente anhelados, por parte de todo bodeguero, 100 Puntos Parker.
Ello dio un nuevo impulso a su empresa que le llevó a elaborar junto al arquitecto Héctor Herrera el proyecto de su bodega actual, que se ejecutó entre los años 2006 y 2008.

Emplazamiento

-
En plena Rioja Alta, a los pies de San Vicente de la Sonsierra, se emplaza Bodega Contador rodeada de sus viñedos.
En mímesis con el entorno, el edificio de la bodega, con la cubierta tapizada de plantas que se integran con la vegetación y levantado en hormigón para que tiempo y polvo lo confundan con la tierra, se estructura de tres plantas forma terrazas escalonadas reproduciendo los taludes originales del terreno y favorecen el manejo de la uva y del vino por gravedad.

Viñedos
-
Bodega Contador cuenta con 16 hectáreas de viñedo de las variedades Tempranillo, Graciano, Garnacha tintorera, Mazuelo, Garnacha, Viura y Malvasía repartidas en 50 parcelas.
El trabajo en el viñedo es orgánico, abonando la tierra solo algunos años con materia orgánica elaborada por los propios viticultores de Bodega Contador a partir de estiércol de oveja.
Aledaños a la Sonsierra, y debido a la naturaleza de la orografía, los viñedos crecen sobre suelos pobres de diferente composición predominando los arcillo-calcáreos.
Igualmente, es la cercanía a la Sonsierra la que favorece variedad de microclimas, bajo el denominador común del clima continental con influencia mediterránea que genera condiciones muy idóneas para el desarrollo de la vid, proporcionando temperaturas suaves y precipitaciones anuales superiores a los 400 l/m².
Así, son los diferentes suelos, microclimas, orientaciones y variedades, los que otorgan gran complejidad y marcada personalidad a los vinos de Bodega Contador.

Viticultura y procesos
-
La clave del trabajo en Bodega Contador es la atención minuciosa a todos los detalles en cada etapa en el proceso de elaboración, desde el cuidado del suelo de las viñas hasta el diseño de las etiquetas. Benjamín Romeo supervisa personalmente todas estas labores.
Solo con verdadera pasión por lo que se hace se puede dedicar gran esfuerzo y obtener el mejor resultado a partir de las mejores viñas. Y es que la selección y adquisición de las viñas y parcelas adecuadas para el cultivo de la vid son la pasión de Benjamín Contador.
-
En el viñedo, con la mayor parte de las cepas conducidas en vaso, el método de poda tradicional en La Rioja, los viticultores de Bodega Contador, a fin de limitar la producción y potenciar la calidad de la uva, dejan una única yema por pulgar.
Entre la poda y la maduración de la uva, dependiendo de las circunstancias de cada temporada, la tierra se labra una media de seis veces al año.
El nivel de mimo que se le procesa al viñedo, el amor por el detalle, y la verdadera dedicación, obligan a abonar la tierra, solo algunos años, con materia orgánica elaborada por los propios viticultores de Bodega Contador a partir del estiércol de sus propias ovejas.
Igualmente, y como no podía ser de otra forma, las vides reciben únicamente los tratamientos estrictamente necesarios para garantizar la sanidad de la uva con productos orgánicos.
Entre mayo y julio se llevan a cabo varios aclarados y podas en verde. En agosto se eliminan los racimos de primera y segunda floración para en septiembre realizar una primera vendimia. Ésta se lleva a cabo siempre a mano por experimentados vendimiadores.
La uva es transportada a la bodega en cajas de 14 kilos y, gracias a la proximidad de ésta con los viñedos, en un plazo máximo de media hora, permitiendo así preservar las cualidades de la uva recién vendimiada.
Una vez en bodega, se lleva a cabo una primera selección manual de los racimos y, tras el despalillado, una nueva selección manual de granos.
Los granos que superan el proceso de selección son elevados en pequeños contenedores hasta la boca de los depósitos troncocónicos de roble francés Allier, con capacidad para 10.000 litros, para su fermentación a temperatura controlada en tinos.
Después del vaciado de los depósitos y el llenado de las barricas por gravedad, el vino pasa a las barricas, nuevas y de roble francés, para la fermentación maloláctica.
Las barricas de Bodega Contador, proceden de las tonelerías más prestigiosas de Francia y son seleccionadas personalmente por Benjamín Romeo que se desplaza hasta Francia para escoger las mejores.
Los vinos con crianza permanecen en barrica entre 18 y 20 meses en los que realizan varias trasiegas, y llenados semanales teniendo en cuenta los ciclos lunares.
Durante el embotellado se usa solo el mejor corcho de sierras españolas (Castellón, Toledo, Gerona, etc…) procedente de los alcornoques que selecciona personalmente in situ Benjamín Romeo.

Producción
-
La producción de Bodega Contador alcanza las 150.000 botellas anuales de las que el 75 % se destina al mercado internacional y el restante 25% al mercado nacional.