Cénit 2010 Zoom Cénit 2010 Wrapper
95 Peñin
  • Bodega: Bodegas Viñas del Cénit
  • D.O.: D.O. Tierra del Vino de Zamora
  • Uva: 100% Tempranillo



Color: cereza intenso.

Nariz: vino intenso, elegante y complejo. Desarrolla y evoluciona a medida que se oxigena. Notas espaciadas y balsámicas combinadas con frutas rojas y negras.

Boca: equilibrio perfecto y gran complejidad. Muestra la elegancia y la potencia de la uva tempranillo y la perfecta maduración y finura.

Armonias:

Se puede acompañar con carnes rojas, guisos, asados, legumbres, arroces, quesos semicurados y curados, jamón curado, setas.

Se recomienda servir entre 14ºC y 16ºC de tempratura.

  • Bodega:
    Bodegas Viñas del Cénit
  • Año:
    2010
  • Graduación:
    15.0
  • Producción:
    Producción de 7.500 botellas.
  • Vendimia:
    Vendimia realizada a mano.
  • Vinificación:

    Todas las uvas son cosechadas a mano y se colocan en contenedores pequeños (no más de 15 kilogramos). Selección de parcelas.


  • Crianza:
    15.0
  • Suelos:

    Combinación de suelos arenosos y canto rodado con base arcillosa. Clima intercontinental, inviernos muy fríos y veranos muy cálidos.

Bodegas Viñas del Cénit


Bodegas Viñas del Cénit, de vocación artesana, es la selección minuciosa, casi grano a grano, de un fruto nacido de algunos de los viñedos centenarios más singulares de España, entre ellos algunas viejísimas cepas de Tempranilo.

Emplazamiento
En la parte final del Duero, antes de que éste se adentre en Portugal cambiando su nombre, en su margen izquierdo, Viñas del Cénit se emplaza en la localidad de Villanueva de Campeán, en la provincia de Zamora, en la comunidad de Castilla y León.
Con muy pocos habitantes y atravesada por la Vía de la Plata, ruta abierta durante el Imperio Romano para el traslado de tropas y mercancías entre Mérida y Astorga, la población tiene la importancia de ser cabecera histórica de la denominación Tierra del Vino de Zamora cuyo enorme atractivo radica en sus viejísimas y notabilísimas cepas de Tempranillo de las que nace un fruto que otorga a los vinos una acusada personalidad.

Viñedos
Cuidados con un mimo excepcional en que la selección de la materia prima, casi grano a grano, es esencial, Viñas del Cénit cuenta con 44 hectáreas de viñedo de Tempranillo.
Algunos de los viñedos centenarios más singulares de España y viejísimas cepas de Tempranillo
, algunas de ellas con edades récord  de entre 150 y 180 años, son el sello de la bodega. Incluso para la elaboración de sus vinos más jóvenes, Viñas del Cénit se nutre de cepas con una edad media de 35 años.

La mayoría de estas veteranas cepas, repartidas en pequeñas parcelas de cultivo atomizado,  están plantadas con pie franco antes de que la filoxera hiciera estragos en España. El resto, están plantadas con el sistema tradicional de vaso.

Con muy buena capacidad para autorregularse, de estos viñedos nace un fruto que transmite a los vinos una acusada personalidad.

En años de rendimientos cortos, la cepa no alcanza a producir un kilo de uvas.


La Tempranillo
Una Tempranillo de carácter diferenciador, marcada por un buen equilibrio entre grado de alcohol y acidez, se revela aromática y potente en boca, con una riqueza tánica y aporte de sensaciones minerales que favorecen un envejecimiento óptimo.

Clima y suelos
En tierras pobres con superficie de gravas y arenosas, sobre un lecho profundo donde domina la arcilla, los viñedos de Viñas del Cénit crecen a una altitud media de 760 metros sobre el nivel del mar, bajo el influjo de un clima continental, extremo y árido, con inviernos muy fríos y veranos secos y calurosos. Con una baja pluviometría, la dureza del clima continental se ve apaciguada, sin embargo, en la provincia de Zamora, con la temperatura media más alta de Castilla y León, favoreciendo cierta homogeneidad en las cosechas. Es además una zona bien ventilada, lo que compensa los rigores térmicos estivales y minimiza los riesgos de enfermedades de la viña.

Procesos
El mimo en la selección de la materia prima, que se hace casi grano a grano y la laboriosa cosecha marcan el trabajo de la bodega y son su sello de identidad.
La vendimia suele iniciarse la primera quincena de octubre. Ésta, realizada a mano, se dilata en el tiempo debido a que cada una de las parcelas es trabajada según sus características y necesidades.
Una vez en bodega, la fermentación de los tintos jóvenes (Aleo, Venta Mazarrón y Villano), de crianza más corta, se lleva a cabo en depósitos cerrados de acero inoxidable y su crianza en barricas de roble francés de tercer, cuarto y quinto año.
En la elaboración de las gamas altas (Cénit VDC, Cénit y Vía Cénit), cuyos vinos proceden de los viñedos más viejos, la fermentación se realiza en bañeras -depósitos abiertos-, obteniendo así vinos de perfil muy expresivo. Su crianza se lleva a cabo en barricas nuevas de roble francés de primer y segundo año.
Para ello la bodega cuenta con 32 bañeras -depósitos abiertos- de acero inoxidable con temperatura controlada con una capacidad de hasta 4.000 kilogramos.
Para la crianza, la bodega trabaja íntegramente con barricas de roble francés procedentes de distintas tonelerías y dispone además de dos tinas de maderas para la fermentación y crianza de lotes especiales.

Producción

Trabajando con bajos rendimientos, la producción media de Viñas del Cénit  alcanza las 200.000 botellas anuales destinando el
5% al mercado regional, el 15% al nacional y el 80% a la exportación.