Cepa 21 2010 Zoom Cepa 21 2010 Wrapper
92 Peñin
91 Parker
  • Bodega: Bodegas Cepa 21
  • D.O.: D.O. Ribera del Duero
  • Uva: 100% Tinto fino


Un vino con raíces ancladas en la más auténtica tradición vitivinícola de la Ribera del Duero pero con una vocación innovadora, Cepa21 ha sido el vino elegido por la tercera generación de la familia Moro para representar su pasión por elaborar un vino en un enclave ideal.



Color: color rojo cereza picota con ribetes violáceos en capa fina.

Nariz: fragante y atractivo, con una paleta de aromas donde predominan los frutos negros, mora y arándanos, enriquecidos con notas dulzonas de la madera, chocolate y café.

Boca: es intenso y de paso amable, con una estructura marcada pero armoniosa. El postgusto es largo y sugerente.

Armonias:

Encaja muy bien, por su naturaleza, con presa ibérica y asados, pastas y arroces melosos.

Servir a una temperatura de 15ºC.

  • Bodega:
    Bodegas Cepa 21
  • Año:
    2010
  • Graduación:
    13.5
  • Producción:
    200.000 botellas
  • Vendimia:
    Vendimia realizada a mano.
  • Vinificación:

    La recepción de la uva se realiza a través de una tolva neumática vibrante y posteriormente pasa por una despalilladora. La fermentación se realiza en depósitos de acero inoxidable de 20.000 litros.


  • Crianza:
    13.5
  • Suelos:

    Sedimentos terciarios de arenas limosas y arcillas.

Bodegas Cepa 21



Con el objetivo de producir uvas de la más alta calidad como punto de partida para la elaboración de sus caldos, los vinos de Cepa 21, de corte moderno, están dirigidos a un consumidor entendido, abierto y dispuesto a descubrir nuevas características organolépticas en sus vinos, cargados de sutileza, elegancia, melosidad en boca y aromáticamente atrevidos.

Para ello cuentan con una moderna bodega, minimalista y funcional que, junto a las 50 hectáreas de viñedo propio del más puro clon de Tinto Fino, y en sinergia con la sabiduría de la familia Moro, acumulada durante tres generaciones de esfuerzo y entrega, hacen de Cepa 21 la expresión de la revolución vitivinícola que nuestro país está experimentando en la actualidad.

La bodega situada en Castrillo de Duero, entre Valladolid y Aranda de Duero, e inscrita en la D.O. Ribera del Duero, es un moderno edificio de corte minimalista que se sitúa en lo alto de un pequeño collado, permitiendo así unas vistas privilegiadas tanto de los accesos como de los viñedos que la rodean y la Ribera del Duero.

La edificación, dispuesta en dos zonas diferenciadas, una para a la elaboración y otra pública en la que se localizan las oficinas y el área destinada al enoturismo, se ha dotado con la tecnología más innovadora y concebido para optimizar cada fase del proceso.

La mayor parte de las 50 hectáreas de Tinto Fino, seleccionadas meticulosamente y trabajadas con rigor, se distribuyen en torno a la bodega.

En ellas, los viñedos, situados a una altitud de entre 780 y 850 m, y sobre suelos formados por sedimentos terciarios de arenas limosas y arcillas, se encuentran bajo el influjo del clima mediterráneo con una marcada continentalidad.
Los inviernos, en los que las temperaturas pueden descender hasta los 10°C bajo cero, son rigurosos y largos.
Con una insolación media anual alta, de 2.300 horas, y con una pluviometría media baja, de 300 a 550 l/m² al año, los veranos son calurosos y secos.
Sin embargo, debido a la altitud, las temperaturas caen bastante durante la noche permitiendo a las vides refrescarse y descansar, algo muy beneficioso para ellas.
Además, las frecuentes heladas durante los largos inviernos, hacen que la orientación y situación de las cepas sea determinante.

En Bodegas Cepa 21 comprenden que gran parte del potencial de sus vinos está en los suelos. Es por ello que en todo momento tratan de ser respetuosos con el medio ambiente, con las vides y sobre todo con el suelo.

El exhaustivo estudio del origen y composición de los suelos, su análisis, y los constantes muestreos y analíticas que sobre éstos se realizan, son en gran medida el factor diferencial que define la calidad de la materia prima y por ende de los vinos de Cepa 21.

La recopilación de todos estos datos junto al igualmente riguroso estudio del medio, determinan la elección del suelo, así como el tipo de portainjerto más óptimo para cada uno de ellos.

El clon que se cultiva en todas las parcelas propias de Cepa 21 S.A., está seleccionado de viñedos centenarios de Pesquera de Duero.
Todo ello se traduce en una correcta orientación y selección de los sistemas de cultivo.

La vendimia, llevada a cabo por parcelas separadas y en el momento preciso, resultado de las minuciosas analíticas a la proximidad de ésta, determina el destino y el potencial enológico de cada una de estas parcelas.

Y solo de esta forma se logran obtener los parámetros adecuados que definen el carácter de los vinos de Cepa 21.