Crash White 2012 Zoom Crash White 2012 Wrapper
86 Peñin
  • Bodega: Pago los Balancines
  • D.O.: D.O. Ribera del Guadiana
  • Uva: 100% Chardonnay



Color: elaborado con las variedades Verdejo y Chardonnay, tiene un color amarillo pajizo brillante.

Nariz: destacan los aromas de fruta blanca, hierbas y cítricos.

Boca: es sabroso y ligero, resultando muy refrescante.

Armonias:

Gambas, pescado blanco, ostras y ensaladas.

  • Bodega:
    Pago los Balancines
  • Año:
    2012
  • Graduación:
    13.5
  • Producción:
    4.500 botellas
  • Vendimia:
    Vendimia realizada a mano.
  • Vinificación:

    Para su elaboración, al igual que el resto de vinos de la bodega, se vendimia a mano en cajas de 12 kg y se lleva a cabo una cuidada selección de los racimos. Crash White no realiza fermentación maloláctica, se elabora en depósitos de cemento y una vez finalizada la fermentación alcohólica se embotella.


  • Crianza:
    13.5

Pago los Balancines



'De la combinación adecuada de la naturaleza y sensibilidad nacen las grandes obras humanas. El vino es una de ellas'.

Emplazada en Oliva de Mérida, en la provincia de Badajoz, Pago los Balancines, enclave de bondades excepcionales, es una viña rodeada de olivos, montes y sierras.

Pedro Mercado, Fernando Toribio y José Antonio Vicente son los responsables de que Pago los Balancines sea hoy una realidad.

Pedro Mercado, gerente, habla siempre de trabajo en equipo y del factor diferencial que supone que éste viva para Pago los Balancines, y de que esté entregado en cuerpo y alma al proyecto.

Pero lo cierto, es que su factor clave se encuentra en más cosas, como en el hecho de que son por convicción cuidadosos con la naturaleza y el entorno en el que viven, de que la viña esté trabajada siguiendo pautas ecológicas y cuidada con tanto mimo como son capaces.

Y solo así, trabajando desde la humildad, aprendiendo con cada nuevo paso, comprometidos con este amor por la naturaleza y con la certeza de que de un viñedo tratado con cariño nacen mejores vinos, vinos con alma.
Vinos elegantes, sutiles, honestos y sobre cualquier otro criterio, disfrutables por cualquier persona sensible.

En ellos buscan equilibrio, reflejar las singularidades del campo y la viña en la botella, tratando siempre de que gusten con la idea de ofrecer caldos excelentes a precios razonables y sensatos.

Sus señas de identidad son la altísima calidad del fruto, y un trabajo con las barricas para conseguir el afinamiento del vino sin que la presencia de la madera interfiera en la fruta, a fin de que ésta presente nítida en nariz y en boca.

Además, Pago los Balancines es sinónimo de implicación con Extremadura y una apuesta por el gran potencial agroalimentario de la comunidad y sus vinos, objetivo por el que trabajan duramente.

Sus viñedos cuentan con 80 hectáreas de las variedades Garnacha Tintorera, Cabernet Sauvignon, Tempranillo, Syrah, Petit Verdot, Bruñal, Graciano y Touriga Nacional.
Éstos, inscritos en la D.O. Ribera del Guadiana, bajo el influjo del clima continental, son mimados por aires del Atlántico en pasillo de encuentro con el Mediterráneo.
Su principal peculiaridad es la tierra franco-arcillosa, con mucha piedra y que en profundidad tiene una composición calcárea que acumula toda el agua necesaria para que la planta complete su ciclo vegetativo sin muchas penurias.