Ferrer Bobet 2009 Zoom Ferrer Bobet 2009 Wrapper
95 Parker
95 Peñin
  • Bodega: Ferrer Bobet
  • D.O.: D.O.C.A. Priorat
  • Uva: 5% Garnacha Tintorera


Clasificación grano a grano de la uva con doble mesa de selección y llenado de depósito por gravedad.



Color: atractivo color picota, intenso, de capa alta. Bordes violáceos, brillante y con elegante lágrima densa y de caída lenta.

Nariz: inmensa mineralidad que envuelve la carnosa fruta madura, entremezclada con cacaos, vainillas, elegantes tostados y notas lácticas. Sutiles notas florales y herbáceas de fondo y grandes balsámicos que aparecen una vez abierto. Elegante conjunto muy armónico.

Boca: muy sabroso, con cuerpo, mucho volumen, elegante, sugerente. Desde el primer momento, llena la boca de una gran mineralidad envuelta en la intensa fruta llena de notas especiadas muy agradables y golosas. Largo recorrido, textura sedosa. Nobles taninos, dulces e integrados. Excelente acidez que le proporciona un perfecto equilibrio. Gran final, largo y muy persistente dejando sensaciones afrutadas y un retrogusto mineral muy agradable.

Armonias:

Es muy buen acompañante de carnes rojas a la parrilla, estofados, civet, asados, caza de pluma, pato, quesos curados, jamón ibérico de bellota o ternera en salsa.

Se recomienda servir a 16 ºC.

  • Bodega:
    Ferrer Bobet
  • Año:
    2009
  • Graduación:
    14.5
  • Producción:
  • Vendimia:
    Vendimia realizada a mano.
  • Vinificación:

    Clasificación grano a grano de la uva con doble mesa de selección y llenado de depósito por gravedad. Fermentación en depósitos de madera y acero inoxidable.


  • Crianza:
    14.5

Ferrer Bobet


Ferrer Bobet es tradición y compromiso. El respeto por la tradición vitivinícola del Priorat y el compromiso por el desarrollo económico y social de esta comarca escarpada y austera del sur de Cataluña. Ferrer Bobet es la historia del respeto mutuo entre dos amigos apasionados de la viticultura, Sergi Ferrer-Salat y Raül Bobet. Y respeto por los amantes del vino que buscan un Priorat que refleje con pureza y armonía la esencia mineral distintiva de la tierra en la que han nacido.
Trabajando una enología que nace del convencimiento de que la viticultura como factor esencial en la calidad del vino, desde el comienzo, en Ferrer Bobet han trabajado y trabajan exclusivamente viñas centenarias de Cariñena y Garnacha Negra procedentes de las mejores viñas del Priorat.
Así, el rigor en la viticultura y la enología que Ferrer Bobet lleva a cabo, busca por encima de todo respetar la tradición del Priorat para elaborar vinos que reflejen con elegancia, frescor y armonía su esencia mineral, profunda y compleja.
En línea con su filosofía de respeto y preservancia de la tradición e identidad del Priorat, realizan cuidadosos estudios edafológicos -estudio de la composición y naturaleza del suelo en su relación con las plantas y el entorno que le rodea- y de adaptabilidad, en base a los cuales actualmente trabajan sus viñedos -que entran en producción a su debido tiempo-, empleando en cada caso portainjertos y clones de baja productividad, óptimos para un perfecto equilibrio de la viña.
En el año 2008 vieron la luz los primeros frutos de este sueño que comenzó en el 2002 de la mano de Sergi Ferrer-Salat y Raül Bobet con el nacimiento de dos vinos: Ferrer Bobet 2005 i Ferrer Bobet Selecció Especial 2005 elaborados con uvas procedentes de los viñedos más viejos del Priorat.

Emplazamiento y bodega
La bodega emplazada en el Priorat, entre Falset y Porrera, en el centro de la Provincia de Tarragona y rodeada por la impresionante sierra del Montsant, se asienta en lo alto de una colina presidiendo los viñedos de la bodega.
Cuentan con unas instalaciones en las que, diseñadas al detalle para garantizar un flujo óptimo del trabajo, durante todo el proceso de elaboración se trabaja por gravedad, evitando los bombeos mecánicos, desde la recepción de la uva hasta su embotellamiento.

Viñedos
En línea con la filosofía de respeto por la biodiversidad de los excepcionales paisajes del Priorat, y con el fin de preservarla e interferir lo mínimo posible en ella, en Ferrer Bobet cultivan solo 22 hectáreas de viñedo de las 70 con las que cuenta la finca, con las variedades Syrah, Garnacha Negra, Cariñena, Cabernet Sauvignon y Viognier, trabajadas en bajos rendimientos.
En terrazas, sobre un excepcional suelo de llicorella -nombre que recibe la pizarra en la zona-, en marcadas pendientes, los viñedos de Ferrer Bobet crecen a una altitud -desde los 250 hasta los 600 metros sobre el nivel del mar-, que garantiza la maduración óptima del fruto, mientras que  la amplitud térmica día-noche la preserva la acidez y la concentración de aromas en la uva.
En una zona dominada por un clima mediterráneo de marcada influencia continental, caracterizado por sus contrastes, las múltiples orientaciones conforman una rica diversidad de microclimas que posibilitan crear vinos de particular complejidad.

Procesos
En Ferrer Bobet se esfuerzan especialmente en el desarrollo de una estricta viticultura orgánica que no contempla el uso de insecticidas, fungicidas ni herbicidas, hecho que para ellos es absolutamente fundamental.
La situación de los viñedos sobre terrazas en pronunciadas pendientes, imposibilita el paso de maquinaria, se cultivan manualmente: se ara, siembra y cosecha con animales como bueyes, caballos y asnos.
Tras realizar la vendimia manualmente, la uva llega a la bodega donde, con la misión de mimar la preciada materia prima, se lleva a cabo una cuidadosa selección de la uva por medio de una doble mesa de selección.
La fermentación tiene lugar en depósitos de roble muy pequeños volumen para poder vinificar cada parcela individualmente además de mejorar la estructura de los vinos y optimizar su integración con la madera.
El envejecimiento lleva a cabo en barricas de roble francés de grano fino un mínimo de quince meses.
El embotellado se hace sin clarificar ni filtrar con el fin de preservar al máximo sus propiedades organolépticas.