Finca Olivardots Vermell 2012 Zoom Finca Olivardots Vermell 2012 Wrapper
90 Peñin
  • Bodega: Vinyes d'Olivardots
  • D.O.: D.O. Empordá
  • Uva: 60% Syrah , 15% Garnacha Tintorera , 15% Cabernet Sauvignon , 10% Cariñena



Color: Color cereza intenso

Nariz: Aromas de bayas rojas, cerezas, especias dulces y ahumados que se complementan con notas de regaliz, rosa y lácteos que recuerdan el yogur cremoso.

Boca: En boca es equilibrado, frutoso y transmite con gran expresión los aromas de cereza y balsámicos que acompañan unos taninos sedosos hasta un final largo y persistente.

Armonias:

Se puede maridar con carnes rojas y blancas, estofados, guisos, arroces de carne, embutidos, legumbres y verduras a la brasa.

La temperatura de servicio recomendada es de entre 15ºC y 17ºC.


  • Bodega:
    Vinyes d'Olivardots
  • Año:
    2012
  • Graduación:
    14.5
  • Producción:

    10.500 botellas de 0,75 litros.

  • Vendimia:
    Vendimia realizada a mano.
  • Vinificación:

    Elaborado a partir del fruto de viñas jóvenes de Syrah, Garnacha y Cabernet Sauvignon de 10 y 15 años y Cariñena de viñas viejas.
    Pre-maceración en frío a 4ºC, fermentación por separado del fruto de cada parcela a una temperatura controlada de 26ºC y prensado con prensa vertical a muy baja presión.


  • Crianza:
    14.5
  • Suelos:

    Viñas situadas en la zona más llana de la región, a una altitud de 100 metros sobre el nivel del mar, en suelos aluviales formados por piedras de canto rodado, arena y granito.

Vinyes d'Olivardots


En el año 2002 nace Vinyes d’Olivardots de la mano del matrimonio formado por Carme Casacuberta, -enóloga y licenciada en químicas-, y Antoni Pena -ingeniero industrial-, con el objetivo de elaborar vinos de elevada tipicidad y máxima expresión de su terroir.
Apasionados del vino, enamorados de la naturaleza y llenos de ilusión, deciden establecerse en Capmany, en el Alt Empordà para desarrollar su proyecto.
Así, comenzaron plantado las primeras cepas en 2002 y cuatro años después, en el año 2006, iniciaron la construcción de la bodega rodeada de las 4 hectáreas de viñedo iniciales, a las que con el tiempo se le sumarían otras tres.
La bodega, de líneas sencillas, fue concebida para trabajar por gravedad y aúna técnicas modernas y métodos tradicionales para la elaboración.
En Vinyesd’Olivardots todo el proceso, desde la cepa hasta la botella, está enfocado a obtener la máxima expresión de la fruta: cultivo y cuidado ecológico de la viña en la medida de lo posible, vendimia manual, selección manual grano a grano, trasvase del vino por gravedad, crianza en barricas de roble francés, control de temperatura…
En la D.O. Empordà, en tierras de gresa -suelos de arena y granito meteorizado-, en medio de suaves colinas, donde impera el silencio y la vista se pierde mirando las cepas, la finca Vinyes d’Olivardots se emplaza en el pequeño término de Capmany, en el Alt Empordà.
La bodega cuenta con un total de 7 hectáreas de viñedo plantadas con las variedades tintas Garnacha tinta, Syrah y Cabernet Sauvignon; y las blancas Garnacha blanca, Garnacha rosada y Cariñena blanca.
De estas 7 hectáreas, 4 corresponden a las originales que rodean la bodega plantadas sobre suelos de gresa con la variedades Garnacha tinta, Syrah y Cabernet Sauvignon. Con los años Vinyes d’Olivardots ha incorporado 3 hectáreas más de cepas viejas de Cariñena -de entre 50 y 100 años-, y ha introducido las variedades blancas típicas del Empordà, Garnacha blanca, Garnacha rosada y Samsó blanc, con edades de entre 80 y 110 años.
Preocupados por la viña y comprometidos con la naturaleza y con la calidad de su producto, en Vinyes d’Olivardots trabajan la viña de forma ecológica lo máximo posible, siguiendo un plan específico de poda y aclareo, obteniendo así producciones muy limitadas que a cambio permiten que la uve exprese su terroir y aporte una marcada personalidad a sus vinos.
A una altitud de entre 105 y 200 metros sorbe el nivel del mar, en distintos tipos de suelo -gresa, pizarra, arena y aluvial-, pobres en materia orgánica, los viñedos de Vinyes d’Olivardots crecen bajo el influjo de clima mediterráneo, caracterizado por sus suaves temperaturas, -con una temperatura media de 16°C-, en una zona de confluencia entre los vientos fríos del norte y los húmedos del sur. Uno de los fríos vientos del norte que sopla habitualmente en la zona es la Tramuntana que puede llegar a alcanzar los 20 kilómetros por hora. Con un alto índice pluviométrico, las lluvias se concentran principalmente en invierno.