Hacienda Monasterio 2012 - Bodegas Hacienda Monasterio Zoom Hacienda Monasterio 2012 - Bodegas Hacienda Monasterio Wrapper
94 Parker
92 Peñin
  • Bodega: Bodegas Hacienda Monasterio
  • D.O.: D.O. Ribera del Duero
  • Uva: 80% Tinto fino , 10% Cabernet Sauvignon , 10% Merlot



Color: rubí oscuro y brillante.

Nariz: aromas de fruta fresca roja y sotobosque, cerezas y un toque de regaliz muy integrado con los aromas de la barrica.

Boca: entrada nítida, fresca y vinosa, que dan paso a unos taninos finos y nerviosos, típicos del suelo calcáreo. El paso del vino en boca es untuoso y sedoso. Su final es fragante, frutal y con gran volumen.

Armonias:

Se puede maridar con carnes rojas a la parrilla, asados, caza menor y quesos curados.

La temperatura de servicio recomendada es de 17ºC.

  • Bodega:
    Bodegas Hacienda Monasterio
  • Año:
    2012
  • Graduación:
    15.0
  • Producción:
  • Vendimia:
    Vendimia realizada a mano.
  • Vinificación:

    El 90% de la uva es despalillada y la maceración se realiza durante 24 días.


  • Crianza:
    15.0
  • Suelos:

    Contienen alta concentración de caliza.

Bodegas Hacienda Monasterio



Hacienda Monasterio se sitúa en el Valle del Río Duero, en la privilegiada Milla de Oro, a medio camino entre las localidades de Pesquera y Valbuena de Duero, conocidas por la calidad de sus vinos.
A finales del siglo XIX, en que la bodega pertenecía a la familia Lecanda, fue pionera en la nueva tradición vinícola de la zona.
Construida en 1992, fue diseñada por el reputado arquitecto francés Philippe Mazières, conocido por haber trabajado en otros proyectos como en el diseño bodegas tan prestigiosas como Château Margaux, Château d'Yquem Prieure-Léchiné o CVNE.
Actualmente son Peter Sisseck y Carlos de la Fuente quienes dirigen Hacienda Monasterio.
Peter Sisseck, Ingeniero Agrónomo y Enólogo por la Universidad de Burdeos, dirige Hacienda Monasterio desde 1990. En su dilatada trayectoria profesional destacan su trabajo para importantes bodegas de Burdeos y para Simi Winery (California), donde era responsable de unos proyectos de elaboración de vinos tintos estilo Bordeaux.
De 1983 a 1985, junto con su tío Peter Vinding-Diers, inició lo que se ha dado en conocer como 'La Nueva Ola' de los vinos blancos de Bordeaux.
En 1995 fundó Dominio de Pingus.
Carlos de la Fuente, Máster en Viticultura y Enología por la Universidad Miguel de Cervantes de Valladolid se unió al equipo de la bodega a comienzos de los 90 para dirigir las elaboraciones junto a Peter Sisseck.

Viñedos
La finca de Hacienda Monasterio, con una superficie de 160 hectáreas, cuenta con 78 hectáreas de viñedo de las variedades Tinto Fino, Cabernet Sauvignon, Merlot y Malbec.
Todas las plantas de Tinto Fino, la variedad principal de la bodega, están injertadas con leña de viñedos viejos de la zona. Las variedades francesas se incorporaron para compensar la producción, ya que la Tinto Fino solo alcanza condiciones óptimas de maduración en años excepcionales.
Para asegurar la calidad de la cosecha, Hacienda Monasterio trabaja con un marco de plantación muy ajustado, de unas 4.000 plantas por hectárea, muy superior a las 2.200 plantas por hectárea de media en la zona. A su vez, los bajos rendimientos con la que trabajan estas plantas -3.500 kg/ha- permite extraer la máxima esencia de cada planta, al no verse forzadas a producir grandes cantidades de uva.
El sistema de poda utilizado es el Guyot doble que permite una regeneración constante de la planta, evitando así su envejecimiento prematuro.
El viñedo de Hacienda Monasterio, situado sobre una ladera con orientación norte-sur, se divide en distintas parcelas debido a la heterogénea composición de los suelos, todo ellos con denominador común: una alta concentración de caliza que otorga a los vinos de Hacienda Monasterio finura y elegancia.

Viticultura y procesos
Hacienda Monasterio realiza un cultivo ecológico, certificado por el Consejo Agricultura Ecológica de Castilla y León.
De esta forma, llevando a cabo una agricultura comprometida y respetuosa con la naturaleza, hay más actividad biológica en los suelos y una mayor resistencia de las viñas a plagas y enfermedades. A su vez, esta forma de trabajar el viñedo aporta honestidad e identidad en la calidad de los vinos de Hacienda Monasterio.
En Hacienda Monasterio la vendimia se realiza a mano en pequeñas cajas de plástico para evitar que se rompa el grano.
Una vez llega a la bodega, equipada con la mejor tecnología para la elaboración de sus vinos, la uva pasa por las mesas de selección manual, asegurando que solo el mejor fruto se destina a la vinificación.
Tras la selección, y sin llevar a cabo ningún estrujado, la fermentación se lleva a cabo con levaduras naturales en depósitos de acero inoxidable diseñados por el propio Peter Sisseck con el fin de mejorar el contacto natural entre el mosto y el hollejo y lograr así una perfecta extracción de los taninos.
La fermentación maloláctica se realiza en barricas de roble francés 100% Allier y con trasiegos cada tres meses de barrica a barrica, lo que permite una separación muy precisa del vino y las lías.
Variando según cada cosecha, el vino se embotella tras 18 meses de crianza en barrica, para permanecer posteriormente, como mínimo, otros 12 meses en botella antes de salir al mercado.