La Bienquerida 2011 Zoom La Bienquerida 2011 Wrapper
  • Bodega: Losada Vinos de Finca
  • D.O.: D.O. Bierzo
  • Uva: 100% Mencía

La Bienquerida es un pequeño viñedo de mencia y otras variedades poco conocidas. En el pasado era la viña más deseada por las gentes del lugar, por la fuerte personalidad de sus vinos. 



Color: rojo picota con borde violáceo.

Nariz: aromas a frutos negros y rojos maduros con notas minerales, tostadas, balsámicas y especiadas.

Boca: voluminoso, sedoso, elegante y agradable. Taninos potentes con un final largo y agradable.

Armonias:

Se puede tomar con carnes rojas, asadas, caza y quesos curados.

  • Bodega:
    Losada Vinos de Finca
  • Año:
    2011
  • Graduación:
    14.0
  • Producción:
    Producción de 3.000 botellas de 0,75 litros y 450 mágnum.
  • Vendimia:
    Vendimia realizada a mano.
  • Vinificación:

    Vendimia manual en pequeñas cajas de plástico. Máxima selección en viñedo para reducir trabajo en la mesa de selección. Despalillado y estrujado ligero antes de encubar en depósitos para realizar una fermentación alcohólica con levaduras autóctonas y con remontados periódicos que varían en función de la vendimia. Se realizan los trasiegos necesarios después del descubre y posteriormente pasan los vinos a barrica para realizar la fermentación maloláctica.


  • Crianza:
    14.0
  • Suelos:

    Arcilla, esquistos de pizarra y piedras.

Losada Vinos de Finca



En Losada Vinos de Finca, fueron pioneros en apostar por la elegancia en los vinos del Bierzo
.

Bajo la premisa de recuperar viejos viñedos de Mencía, casi abandonados por encontrarse en zonas arcillosas en lugar de sobre pendientes pizarrosas, en Losada desempeñan su trabajo en minúsculas parcelas con el objetivo de mantener el equilibrio del ecosistema natural del viñedo.
De esta forma aprovechan las características del suelo para ofrecer vinos con la elegancia y la pureza como características principales.

La bodega se emplaza, en la comarca del Bierzo, en Cacabelos, León, frente al Castro de la Ventosa, yacimiento de gran valor histórico y arqueológico por ser uno de los primeros asentamientos celta-astur del Sil y cuya historia se remonta a antes del siglo I a.C., frente a los vestigios de la magnífica muralla de la Época Bajo Imperial Romana.

El edificio, proyectado por Jesús Manzanares, está inspirado en la sinuosidad de la muralla que lo delimita y emerge del terreno con el que llega a fundirse.
Éste se estructura de forma que las zonas públicas quedan visibles, mientras que las zonas de elaboración, crianza y botellero, quedan bajo tierra, ocultos e integrados en la naturaleza en homenaje al Bierzo, permitiendo además crear un entorno natural más adecuado para estos procesos y minimizar el consumo energético reduciendo así el impacto medioambiental.
Además, la energía empleada en los procesos de elaboración proviene de los paneles solares con los que cuenta la finca,
Desde el punto de vista enológico, su configuración permite la circulación de la materia prima por gravedad en todo momento evitando así el uso de bombas mecánicas.

Cuentan con 22 hectáreas repartidas en pequeñas parcelas de Mencía emplazadas en un valle, cerrado al norte por los Montes de León y al sur por la cordillera de los Aquilianos sobre dos tipos de suelo: de pizarras y areniscas; y francos y franco-arcillosos, idóneos por su bajo pH.
Éstos, a una altitud de entre 400 y 800 metros sobre el nivel del mar, bajo el influjo del clima continental semi-húmedo de influencia atlántica, se benefician de 2.000 horas de sol al año, una pluviometría de 750 l/m² y una temperatura media de 12,3 ºC con importantes contrastes día-noche.

Todo ello favorece una maduración perfecta del fruto y completa ‘unas condiciones inmejorables para la elaboración de grandes vinos’ como ya vislumbrara inicialmente Émile Peynaud y confirmaran con posteriormente los críticos de vino más influyentes.

Así, la variedad de uva Mencía, cultivada en la zona desde la Edad Media y caracterizada por su baja acidez y alto contenido en azúcar, el clima, la orografía que la protege de los vientos más frescos de Galicia y el mosaico de pequeñas parcelas de viejos viñedos podados en vaso, configuran la aptitud de esta región histórica para ofrecer tintos de gran autenticidad, vinos con cuerpo y estructura media-alta y sensaciones en boca aterciopeladas, grasas y sedosas,en los que suelen predominar notas de fruta fresca (silvestres, frambuesa, grosella), fruta madura, frutas negras, regaliz, monte bajo, hierba, mineral…

Sus vinos La Bienquerida y Altos de Losada se elaboran a partir de viñedos emblemáticos como La Bienquerida, plantado en en 1906 o El Cepón, de suelo de arcilla roja respectivamente.

En Losada Vinos de Finca, llevan a cabo una elaboración no intervencionista, buscando la complementación de su conocimiento técnico con la intuición basada en la experiencia que acumula el equipo técnico a lo largo de las más de diez vendimias realizadas en el Bierzo.