Marques de Riscal Reserva Zoom Marques de Riscal Reserva Wrapper
91 Peñin
  • Bodega: Marqués de Riscal
  • D.O.: D.O.C.A. Rioja
  • Uva: 90% Tempranillo , 7% Graciano



Color: vino de color cereza bastante cubierto.

Nariz: balsámico y especiado de gran complejidad, con notas de frutos negros maduros y ligeramente tostadas

Boca: en boca tiene buena estructura, es sabroso, denso y con taninos redondos y elegantes. El final es largo y fresco, con un leve recuerdo de la madera de roble.

Armonias:

Este vino marida bien con jamón, quesos no muy curados, guisos con salsas no muy especiadas, legumbres cocidas o guisadas, aves, carnes rojas, carnes a la parrilla y asados.

  • Bodega:
    Marqués de Riscal
  • Año:
    2008
  • Graduación:
    13.5
  • Producción:
  • Vendimia:
    Vendimia realizada a mano.
  • Vinificación:

    Los reservas de Marqués de Riscal se elaboran, básicamente, a partir de uvas procedentes de viñas de la variedad Tempranillo plantadas antes de los años 70, situadas en los mejores suelos arcillo calcáreos de la Rioja Alavesa. Esta variedad soporta bien la crianza en madera y el envejecimiento en botella gracias a su buen equilibrio ácido y a su fina tanicidad. Las variedades Graciano y Mazuelo, cuyo porcentaje en la mezcla no sobrepasa el 10%, aportan frescura y viveza de color.


  • Crianza:
    13.5
  • Suelos:

    Suelos arcillo calcáreos.

Marqués de Riscal



A lo largo de su historia, Marqués de Riscal ha sido siempre una empresa innovadora, pionera y referente de un sector vitivinícola en continua transformación que busca hacer vinos originales, frescos, elegantes y fáciles de beber.


Desde se fundación, ha tenido una clara vocación internacional, exportando actualmente el 60% de su producción.

Partiendo del objeto social que es la elaboración, producción y comercialización de vinos de máxima calidad, Marqués de Riscal adquiere un compromiso para la consecución de su objetivo final que se traduce en la optimización de todos los procesos para obtener el máximo rendimiento a través de un mejora continua, del bienestar de sus trabajadores y el menor agravio del medio ambiente.

Y es que Marqués de Riscal es una gran bodega.
Cuenta con dos grandes botelleros enterrados para la crianza con una capacidad de más 7 millones de botellas, una zona de vinificación con más de 200 depósitos de acero inoxidable para las fermentaciones alcohólica y maloláctica, y más de 2100 hectáreas de viñedo, distribuidas en 950 de viñedo propio y 1150 de viñedo controlado para la elaboración de vinos con D.O.Ca. Rioja, D.O. Rueda y Vino de la Tierra de Castilla y León.

D.O.Ca. Rioja

Para la elaboración de sus vinos tintos con D.O.Ca. Rioja cuenta con alrededor de 1.500 hectáreas en la Rioja Alavesa, entre Elciego y pueblos limítrofes, de Tempranillo, Graciano, Cabernet Sauvignon y Mazuelo, repartidas en 985 hectáreas de viñedo controlado y 500 propias.

Esta subzona de la Rioja Alavesa se ha caracterizado tradicionalmente por producir vinos con una buena capacidad de envejecimiento, gracias a unos mostos de acidez marcada y buena estructura tánica.

Estos viñedos, asentados sobre los suelos pobres procedentes de las terrazas del Ebro, de tipo arcillo-calcáreo, y protegidos por la vertiente sur de la Sierra de Cantabria, se sitúan bajo el influjo del clima atlántico, con veranos cortos de temperaturas altas e inviernos templados y una insolación anual media alta, de 2.800 horas.

D.O. Rueda

A principios de los 70, deciden ampliar su gama de productos con un vino blanco, eligiendo, tras años de ensayo, la región Rueda, en Valladolid, Comunidad de Castilla y León, para su elaboración.

Abriendo una camino que a partir de la década de los 80 siguieran otras bodegas en la D.O. Rueda, Marqués de Riscal elaboró un nuevo vino blanco joven, fresco y afrutado en una región famosa por sus amontillados y olorosos vinos.

Para su elaboración, cuenta con un total de 455 hectáreas repartidas en 205 hectáreas de viñedo en propiedad, el mayor de la denominación, de Verdejo, Sauvignon Blanc y Viura, y 250 de viñedo controlado.

Los viñedos, asentados en suelos pardos sobre depósitos pedregosos, ricos en calcio y magnesio, con buena aireación y drenaje, se sitúan bajo el influjo del clima mediterráneo con una acentuada continentalidad: inviernos fríos y muy largos, primaveras cortas con heladas tardías y veranos calurosos y secos con una pluviometría anual baja, y una insolación alta de 2.600 horas anuales, lo que favorece la maduración tardía del fruto.
Ello, sumado a la marcada amplitud térmica día-noche, contribuye a la elaboración de blancos de gran calidad, alta intensidad aromática y destacado carácter varietal.

Vino de la Tierra de Castilla y León con D.O. Toro


Marqués de Riscal cuenta con 198 hectáreas de viñedo en los términos de Toro y San Román de Hornija, ambos inscritos en la D.O. Toro, de Tinta de Toro sobre terrenos cascajosos de antiguas terrazas del Duero, a una altitud media de entre 650 y 825 m.

El clima en la denominación es continental extremo, con inviernos muy fríos con heladas y veranos largos, calurosos y secos, con un índice pluviométrico bajo.

Se elaboran vinos aromáticos con gran cuerpo y color, bien estructurados y provistos de frescor e intensidad.