Príncipe de Salinas Tinto 2010 Zoom Príncipe de Salinas Tinto 2010 Wrapper
  • Bodega: Bodegas Gutiérrez de la Vega - Casta Diva
  • D.O.: D.O. Alicante
  • Uva: 100% Monastrell



Color: rojo cereza y de elevada capa.

Nariz: aromas potentes de tipo mineral, balsámico y laurel.

Boca: resulta potente, sabroso y con taninos dulces.

Armonias:

Se puede maridar con carnes rojas, arroz con conejo o guisos.

La temperatura de servicio recomendada es de 16ºC.

  • Bodega:
    Bodegas Gutiérrez de la Vega - Casta Diva
  • Año:
    2010
  • Graduación:
    14.0
  • Producción:
    5.000 botellas.
  • Vendimia:
    Vendimia realizada a mano.
  • Vinificación:

    La fermentación se lleva a cabo en depósito de acero inoxidable. La maceración se realiza durante 24 días.


  • Crianza:
    14.0
  • Suelos:

    Son del tipo arenosos.

Bodegas Gutiérrez de la Vega - Casta Diva


Gutiérrez de la Vega es el trabajo artesanal de una familia enamorada de la tradición gastronómica del Mediterráneo.
Así, elaboran una amplia variedad de vinos de carácter  mediterráneo, aceites, vinagres y gelees.
En los años 70 Felipe y su mujer Pilar se instalaron en Jávea, en una antigua casa de campo del siglo XIX para retomar los antiguos viñedos familiares e impregnarse de la cultura local.
Allí, en un antiguo lagar en la bodega de la casa, iniciaron su actividad bodeguera mientras sus hijos crecían empapándose de su pasión y amor por el vino.
En 1982 la bodega se trasladó a una antigua Almazara en Parcent -en la Marina Alta-, un pequeño pueblo de montaña marcado por la tradición y la artesanía, donde empezaron a comercializar sus vinos.
El reconocimiento tanto nacional como internacional de sus productos obligó a la familia a ampliar sus instalaciones. Así, en 1992, inauguraron, en el mismo Parcent, una nueva bodega más funcional y adaptada a los nuevos tiempos.
La bodega, que con sus arcos de estilo mudéjar destila carácter mediterráneo, conserva la atmósfera de la antigua casa donde la familia empezó a elaborar. La sala de barricas, excavada bajo tierra, entre paredes de piedra viva, preserva la humedad y la temperatura idóneas para la crianza de sus vinos. Para ésta, la bodega cuenta con barricas de roble, francés, americano, caucásico y húngaro. La música juega también su papel en la crianza de los vinos de Gutiérrez de la Vega. Es por ello que algunos de los nombres de sus vinos rinden homenaje a grandes obras de aún más grades maestros de la música -Casta Diva, aria de Norma de Bellini; Una furtiva lacrima, romanza de L’elisir d’amore de Gaetano Donizetti; Recondita armonia, romanza de Tosca de Puccini-; así como de grandes autores de la literatura –Stendhal, Joyce…-.
Gutiérrez de la Vega cuenta con 12 hectáreas de viñedo plantadas con las variedades Monastrell, Moscatell y Granacha.
Las cepas de Monastrell -algunas de ellas muy viejas-, situadas a una altitud media de 700 metros sobre el nivel del mar, crecen sobre suelo calizo bajo la influencia del clima mediterráneo que en esta zona proporciona una alta insolación y gran contraste térmico de temperaturas entre el día y la noche durante las semanas anteriores a la vendimia, favoreciendo una gran concentración de polifenoles en la uva.
La Moscatel, variedad típicamente mediterránea, tiene un gran poder aromático y elevado contenido en azúcar.
Las cepas de Garnacha entre las montañas, en el valle del Jalón, muy cerca del mar, crecen sobre un suelo entre arcilloso y calcáreo, ideal para la obtención de mostos con una acidez muy alta.