Reserva Selección de la Familia 2008 Zoom Reserva Selección de la Familia 2008 Wrapper
92 Parker
  • Bodega: Bodega Luis Cañas
  • D.O.: D.O.C.A. Rioja
  • Uva: 85% Tempranillo


Los vinos que se destinan al Reserva de la Familia proceden de una selección de viñedos viejos, aquellos que reúnen una serie de características como son una buena orientación, una buena exposición solar y un suelo poco fértil que asegura una baja producción.



Color: rojo picota de capa alta.

Nariz: limpio, de buena intensidad. Recuerdos de fruta madura, confitura (mermelada) sobre un fondo de maderas finas, con un marcado carácter balsámico (eucalipto, pino).

Boca: es potente, denso con un paso estructurado, con buena tanicidad. El final de boca es amplio, complejo, largo y persistente.

Armonias:

Se puede acompañar con asados de cordero o cochinillo, guisos de caza mayor y menor. Se fusiona magistralmente con setas, trufa, chocolate negro, frutos secos, platos con nata y platos especiados.

Se recomienda servir a 18ºC.

  • Bodega:
    Bodega Luis Cañas
  • Año:
    2008
  • Graduación:
    14.5
  • Producción:
  • Vendimia:
    Vendimia realizada a mano.
  • Vinificación:

    Los vinos que se destinan al Reserva de la Familia proceden de una selección de viñedos viejos, aquellos que reúnen una serie de características como son una buena orientación, una buena exposición solar y un suelo poco fértil que asegura una baja producción. La edad mínima del viñedo es de 45 años.
    Se fermenta a una temperatura de 26ºC y durante 18 días.


  • Crianza:
    14.5

Bodega Luis Cañas



Luis Cañas, (propietario de Bodegas Amaren) partiendo de la filosofía de que un buen vino sólo puede obtenerse de unas buenas uvas, pone toda su pasión y esfuerzo en su búsqueda por conseguir vinos perfectos.

Bodega Luis Cañas se sitúa en Villabuena de Álava, en el corazón de la Rioja Alavesa, sin duda, una de las mejores zonas vinícolas del mundo, bajo la D.O.Ca. Rioja.

En Bodegas Luis Cañas cuentan con 350 hectáreas de viñedo de Garnacha, Tempranillo y Graciano, Mazuelo, Viura y Malvasía, de edades entre 30 y 60 años, repartidas en 850 parcelas que trabajan, de forma individual y en las que todas las labores se realizan a mano, verdaderos artesanos del viñedo, obteniendo, en bajas producciones, racimos y uvas de pequeño tamaño y excelente calidad.

Las viñas, en su mayor parte de pequeña superficie y avanzada edad, y caracterizadas por estar sobre suelos arcillos-calcáreos de escasa fertilidad, en su mayor parte en laderas y terrazas, se benefician de un microclima ideal que, junto a la tradición vinícola de la zona, las hace únicas.

Éstas situadas a una altitud de entre 450 y 600 metros sobre el nivel del mar, protegidas por la Sierra de Cantabria de los vientos más fríos del Norte, se sitúan bajo el influjo de un clima atlántico con influencia mediterránea y atlántica, que proporciona temperaturas suaves y precipitaciones anuales de entre 400 y 600 l/m² , condiciones muy idóneas para el desarrollo de la vid.
Además, las diferencias de temperatura entre el día y la noche en la época de la vendimia, favorecen la calidad de la uva.

La tierra es el carácter de los vinos de Luis Cañas.
Por ello, llevan a cabo una viticultura racional que aprovecha al máximo los recursos y mecanismos naturales que la tierra ofrece, que junto a las técnicas seleccionadas, siempre bajo la premisa de la protección del medio, garantiza una agricultura viable a largo plazo.

Así, está terminantemente prohibida la utilización de herbicidas, abonos sintéticos y productos o prácticas agresivas con el fin de preservar el entorno y disponer de plantas con un potente sistema inmunitario que las capacita para defenderse por sí solas.

Durante el proceso de elaboración, cada protocolo es escogido cuidadosamente y llevado a cabo con mimo, aportando así una personalidad diferenciada a cada uno de sus vinos.

Su producción anual alcanza el millón y medio de botellas.