Terra Guada 2014 Zoom Terra Guada 2014 Wrapper
92 Peñin
  • Bodega: Bodegas Terras Gauda
  • D.O.: D.O. Rias Baixas
  • Uva: 70% Albariño ,



Color: amarillo pajizo con reflejos dorados. Limpio y brillante.

Nariz: limpio, expresivo y de elevada intensidad aromática. Destacan notas de frutas blancas y cítricos acompañadas de notas balsámicas, florales y leves herbáceos.

Boca: estructurado y untuoso. Resulta cremoso, denso y muy carnoso, se mastica, y los toques de mineralidad junto a su amable acidez nos ofrecen un intenso, placentero y tiene un final largo.

Armonias:

Se puede maridar con mariscos, ostras, almejas y cangrejo, y también con la cocina asiática o con carnes blancas y arroces.

La temperatura de servicio recomendada es de entre 10ºC. y 12ºC.

  • Bodega:
    Bodegas Terras Gauda
  • Año:
    2014
  • Graduación:
    12.5
  • Producción:
    915.000 botellas.
  • Vendimia:
    Vendimia realizada a mano.
  • Vinificación:

    Fermentación realizada a bajas temperatura en depósitos de acero inoxidable. Tras añadir levaduras naturales extraídas de nuestros propios viñedos, el vino se estabiliza en frío y posteriormente se filtra.


  • Crianza:
    12.5
  • Suelos:

    Son de tipo pizarroso.

Bodegas Terras Gauda


“Bodegas Terras Gauda son vinos con personalidad propia, elaborados a partir de variedades nobles cultivadas en las condiciones idóneas, vinificadas según la tradición de la zona y procesados con la tecnología más avanzada y los máximos cuidados".
Fundada en 1990 con el objetivo de preservar la personalidad de los vinos de O Rosal y la viticultura de la zona, y elaborar vinos de máxima calidad, la trayectoria de la bodega está íntimamente ligada a la creación de la D.O. Rías Baixas en 1988 y sus primeros pasos.
Bodegas Terras Gauda se ha convertido en la actualidad en una de las pioneras en la elaboración de albariño, y en ejemplo de la magnífica evolución de los blancos españoles en estos últimos años.
Bajo una misma filosofía de trabajo, -variedades autóctonas, condiciones idóneas, vinificación tradicional y desarrollo I+D+i-, Bodegas Terras Gauda está integrada en el Grupo Terras Gauda, constituido por tres bodegas: la misma bodega Terras Gauda, Viñedos y Bodegas Pittacum en la D.O. Bierzo y Quinta Sardonia en la D.O. Ribera del Duero. Además el grupo es propietario de la conservera vegetal A Rosaleira.

Su historia
Gran parte de la responsabilidad en la existencia de Terras Gauda recae en José María Fonseca, que durante la década de los 80 gestionó y promovió actividades para el desarrollo y conocimiento de la viticultura y la enología, primero desde la administración pública y luego desde la iniciativa privada.
Aún teniendo la vida resuelta trabajando como funcionario en la administración pública, José María -comprometido y enamorado de su tierra-, no pudo resistirse al desafío personal que se le planteaba al saber del enorme potencial de  los vinos de O Rosal, de la Albariño y de la dimensión que esta noble variedad  podía aportar combinada con otras variedades autóctonas. Convencido de ello, y con la ilusión de salvaguardar la identidad del vino de O Rosal, puso en marcha junto a un grupo de socios viticultores, en la zona de O Rosal, las bodegas Viñedos do Rosal y Adegas das Eiras.
Así empezaron elaborando albariños para incorporar más tarde las también autóctonas Caíño y Loureiro.
Una vez puesto en marcha el proyecto, con la idea de elaborar una categoría superior de vinos de O Rosal y preservar su tradición, en 1990 comercializaron las primeras 37.500 botellas con uvas de O Rosal y el sello Terras Gauda. Su tipicidad, calidad y reconocimiento confirmaron que había llegado el momento: Viñedos do Rosal y Adegas das Eiras se unían para convertirse en Bodegas Tierras Gauda.
Ese mismo año se pusieron en marcha plantaciones propias que en la actualidad abastecen las elaboraciones de la bodega -hasta el momento la materia prima la proporcionaban los socios viticultores-.
Tras años de intenso y duro trabajo, en que la bodega, desarrolló una intensa tarea de recuperación de variedades autóctonas y una importante labor en I+D+I -que aún siguen realizando-, Bodegas Terras Gauda es una referencia en la denominación y fuera de ella, y en la elaboración de vinos de O Rosal. La bodega tiene además la importancia de haber contribuido decisivamente al rescate de la variedad Caíño blanco -con la irrupción en 2011 de su vino La Mar 2011-, al borde de su extinción, y de ser la primera bodega en Galicia en obtener la Certificación de Calidad ISO 9001 en cultivo y recolección de viñedo propio.

Viñedos
En un privilegiado enclave, cerca de la desembocadura del río Miño y la frontera con Portugal, Bodegas Terras Gauda se emplaza en el corazón de O Rosal, la subzona más meridional de la D.O. Rías Baixas, al sur de la provincia de Pontevedra.
Allí la bodega cuenta con 160 hectáreas de viñedo -87 en propiedad-, en su mayor parte de cultivadas con la variedad insigne de la denominación, la Albariño. Cuentan también con las variedades autóctonas Caíño Blanco, Loureiro y Treixadura.
Plantadas en espaldera, a una altitud de entre 50 y 150 metros sobre el nivel del mar, su cercanía a la desembocadura del Miño proporciona unas excepcionales condiciones climáticas típicas del clima marítimo-húmedo -suave microclima de temperaturas moderadas (con una media actual de 15°C), abundantes precipitaciones y escasas heladas-, que favorecen una maduración óptima de la uva, con elevados niveles de azúcar en la uva y con una menor acidez que en otras zonas de esta Denominación.

Procesos
Una vez en bodega, tras la vendimia -realizada a mano-, y el transporte de la uva a bodega en cajas de 20 kilos para evitar la rotura de los granos, se realiza el despalillado y posterior estrujado de la uva. Los racimos se aprietan suavemente y se separan del raspón para evitar sabores herbáceos no deseados.
La uva macera en frío, permaneciendo en contacto con los hollejos para extraer sus delicados aromas. Después la uva pasa a las prensas neumáticas donde, a muy baja presión, se extrae el mosto lentamente.
La fermentación se produce a una temperatura controlada con levaduras procedentes de los propios viñedos.
Con las distintas variedades ya vinificadas, se realizan los coupages y los vinos se estabilizan en frío para ser finalmente embotellados.

Grupo Terras Gauda y su apuesta en I+D+i
En el año 2002 Terras Gauda compra Bodegas Pittacum, una bodega situada en la D.O. Bierzo, donde elaboran tintos de gran calidad con uvas procedentes de cepas viejas.
Más tarde, en el año 2010, se incorpora al Grupo Terras Gauda  Bodega Quinta Sardonia, situada en la Ribera del Duero, donde se elaboran tintos de gran nivel procedentes de agricultura biodinámica.
El grupo destina grandes esfuerzos a I+D+i como elemento diferenciador para elaborar vinos con una marcada singularidad y calidad.
Desde sus comienzos, el grupo ha apostado siempre por el I+D+i, desarrollado desde un punto de vista práctico y realista para el conocimiento y desarrollo de las variedades autóctonas aplicados a la viticultura y enología gallegas esencialmente, y también españolas.
Además de sus colaboraciones con el IFI (instituto de fermentaciones industriales), desde que en el año 2001 Terras Gauda iniciara su colaboración con el CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), han logrado importantes avances en viticultura y enología que aplican en sus elaboraciones logrando imprimir el extraordinario carácter varietal, los aromas frutales, y mantener el elevado nivel de calidad tan distintivo de sus elaboraciones.
Trabajos como la selección clonal de Albariño; el logro de la primera patente de levadura ecotípica de Albariño, seleccionada de sus propios viñedos; la patente de nanoproteínas que, en contacto con las levaduras ecoptípicas propias, contribuyen a reforzar extraordinariamente la singularidad de los vinos de la bodega; el aislamiento de un microorganismo propio de Caíño blanco; y un largo etcétera, le han valido el reconocimiento por parte de la Real Academia Gallega de Ciencias y la Misión Biológica de Galicia.